Martes, 20 Octubre 2015 12:16

Clima de un Invernadero. ¿Cómo conseguir la Temperatura Ideal?

Los parámetros a control en un invernadero, y que intervienen directamente en el clima de un invernadero son:

Temperatura en invernaderos

La temperatura idónea en invernadero varía en función del cultivo y sus estadios, o etapas de desarrollo en las que se encuentre. Generalmente, la temperatura mínima requerida para las plantas de invernadero es de 10-15°C, mientras que 30°C podría ser la temperatura máxima.

Una variación o diferencia de temperatura de 5 – 7°C entre las termperaturas diurnas y nocturnas suele resultar beneficiosa para las plantas. La temperatura del suelo es incluso más importante que la temperatura del aire en un invernadero (Temperatura del suelo por debajo de 7°C, las raíces crecen más despacio y no absorben fácilmente el agua ni los nutrientes). Se debe conseguir un suelo templado, para que las semillas germinen y para se desarrollen los esquejes de raíces. La temperatura ideal para la germinación de la mayoría de las semillas es 18-25°C.

Resulta complicado regular las altas temperaturas en invernadero, sobre todo en verano. Por tanto, es conveniente disponer de un sistema de ventilación en la cubierta o contar con una malla de sombreo por fuera.

Calefacción de invernaderos

Dependiendo del emplazamiento y de las plantas que vayamos a cultivar, necesitaremos una fuente de calor adicional para complementar el que genera la radiación solar. Aunque supone un desembolso extra, nos permite alargar la época de plantación. Debemos usar la fuente de calor adicional en el momento en que se ponga el sol.

Tipos de Calefacción:

  1. Por sistemas de calefacción con generadores de aire caliente
  2. Por sistemas de calefacción central (agua caliente)

Opciones:

  • Instalación de tuberías de agua caliente en el perímetro interno del invernadero es un método muy empleado.
  • Otra forma de hacer circular aire caliente dentro del invernadero consiste en instalar un ventilador cerca de una estufa de gas o aceite.
  • Sea cual sea el sistema de calefacción que empleemos debemos asegurarnos de que tiene una buena ventilación y una entrada de aire fresco.

Ventilación de invernaderos

Apertura automática:

La ventilación es un aspecto fundamental sea cual sea el tiempo que haga. La ventilación es importante, por un lado para expulsar el aire caliente, y por otro lado para hacer que circule dentro del invernadero, a la hora de evitar plagar y enfermedades.

Ventilación:

  • Manual
  • Eléctrica

Respiraderos:

Los respiraderos deben estar situados en posiciones bajas y elevadas para establecer un flujo de aire adecuado. Unos extractores colocados en la parte alta del invernadero ayudan a expulsar el aire más caliente (más elevado), mientras que permiten entrar aire fresco (más bajo).

Humedad de invernaderos

Las humedades de la mayoría de las plantas prefieren una humedad relativa del aire entre el 45 y el 60%. Para su control se coloca sensores de humedad en el interior del invernadero (higrómetro). Humedades altas favorecen la transmisión de plagas y enfermedades, y las humedades bajas podrían secar la planta. La transpiración de las hojas aumenta la humedad de un invernadero. Si el grado de humedad es demasiado bajo, podemos elevarlo mojando el suelo o vaporizando las plantas de forma periódica.  

¿Tienes más dudas con respecto al clima en Invernaderos?
¡Consúltanos y te daremos una respuesta personalizada!

Solicita más Información

Ver todos nuestros Sistemas de Climatización

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.