Invernaderos Solares

solares

Los Invernaderos Solares son estructuras cerradas por el lado norte (en latitud norte), y a veces por los lados este y oeste, mediante cerramientos opacos, generalmente de hormigón o ladrillo y por el lado sur mediante cerramientos transparentes como láminas de polietileno, policarbonato o cristal, que se cierran mediante cortinas aislantes por la noche.

El origen de estos invernaderos proviene del norte de China y su uso no está muy extendido a nivel mundial, solamente se pueden encontrar en el sur de Sudamérica y en el norte de Asia.

Funcionamiento:

Su funcionamiento es el mismo que en los demás tipos de invernadero, salvo que a su vez, este tipo de invernadero trata de acumular energía térmica en sus superficies opacas y en el suelo, la cual se libera lentamente durante la noche, manteniendo temperaturas favorables para el cultivo.

Ventajas:

  • Presenta una gran adaptabilidad a la geometría del terreno.
  • Puede evitar el costo de calefacción necesario para adelantar cosechas en primavera o atrasar durante el otoño.
  • Puede adosarse a la pared de una nave agrícola, granja o cualquier otro tipo de construcción agroindustrial.
  • Permite la instalación de ventanas laterales.

Inconvenientes:

  • El área disponible para el cultivo es menor que en otros tipos de invernaderos.
  • Supone un mayor coste debido a la necesidad de realizar la construcción de cerramientos opacos de hormigón o ladrillo, que los invernaderos tipo parral o túnel.