Calefacción por agua


Sistemas de calefacción:

La mayoría de los cultivos intensivos en invernadero tienen ciclos que concurren durante la estación fría, un descenso en la temperatura de los cultivos por debajo del mínimo óptimo provoca distintos desórdenes fisiológicos, fisiopatías, parada vegetativa, etc. Por otro lado, la advección de heladas con temperaturas bajas extremas con la suficiente duración pueden producir la muerte del cultivo o la pérdida completa de la cosecha.

 
 
 
En Novedades Agrícolas contamos con una larga experiencia en la instalación y mantenimiento de sistemas de calefacción capaces de proporcionar la temperatura ideal para su cultivo.
 
Con las mejores soluciones adaptadas a su invernadero, a su localización geográfica, a los distintos combustibles disponibles, etc., de manera integral y siempre bajo la óptica de una inversión rentable.

 

 

 

 

Nuestro departamento técnico le puede ofrecer, tras un adecuado estudio, la mejor solución para poder instalar su sistema de calefacción con la potencia adecuada y con los elementos indispensables para un correcto funcionamiento.

 

Sistema de calefacción central (agua caliente):

Los sistemas de calefacción central son recomendados en localizaciones con temperaturas mínimas exteriores bajas donde se precisan diferenciales de temperatura entre el interior y el exterior elevados, con cultivos que presentan una temperatura mínima óptima exigente, y en proyectos donde se pretende llevar a cabo la explotación con una elevada productividad y con un grado de tecnificación elevado.

En muchos casos la instalación está integrada como parte del sistema cultural del invernadero, sirviendo por ejemplo las redes de calefacción como base del sistema de raíles de carros de laboreo entre las líneas de cultivo, trasporte de la cosecha, movilización de maquinaria, etc., y en otros tantos casos como herramienta de manejo en el control de la transpiración y la humedad ambiente, control de enfermedades, etc.

 

 

 

En generadores de elevada potencia se emplean equipos con tres pasos de humos, con grandes superficies de caldeo y volúmenes de agua que permiten emplear los gases de la combustión como fuente de fertilización carbónica de los cultivos.

La instalación entonces dispone de un doble uso, y otros sistemas como depósitos de acumulación de agua caliente, sistemas de expansión, condensadores o recuperadores de humos conforman un único conjunto.