Mallas cubresuelos y Antitrips

Mallas cubresuelos:


Las mallas cubresuelos son telas fabricadas con tejidos de polietileno, lo que les confiere larga durabilidad.

El objetivo de la malla es principalmente evitar que proliferen malas hierbas y mantener el suelo limpio.

En algunos casos, dependiendo del color, pueden tener propiedades más acentuadas. Así, las de color negro confieren más calor y las blancas reflejan más los rayos solares. Por tanto, dependiendo del ciclo de cultivo o de las propiedades que más se adapten a nuestras necesidades, serán utilizadas unas u otras.

En general son permeables al agua, evitando la formación de charcos.
 

Mallas antitrips:


Las mallas antitrips, como se han venido llamando, tienen por objeto evitar la entrada de insectos nocivos de tamaño minúsculo. Asimismo, evitan la salida de los insectos beneficiosos cuando estamos usando sistemas de cultivo mediante lucha biológica.

En función del grado de ventilación y del tipo de insectos que pretendemos no dejar pasar, se usan diferentes espesores de cuadrícula, así las más generalizadas son de 20x10 y las de 16x10.