Invernadero de Hortalizas

invernaderos-hortalizas

El cultivo de hortícolas resulta exigente en cuanto a temperatura y humedad relativa se refiere, ya que para inducir determinados estados fenológicos necesita de temperaturas y humedades relativas concretas. Por ello resulta interesante la aplicación de invernaderos para su producción, sobre todo desde el punto de vista del acortamiento del ciclo, precocidad del cultivo y la posibilidad de cultivar en periodos en los que la climatología de la zona no lo permite.

En España los cultivos de horticolas por excelencia han sido el tomate y el pimiento, seguidos de pepino, calabacín y melón. Aunque podemos encontrar otras hortalizas cultivadas en invernadero.

 

Así podemos realizar la siguiente clasificación:

Cultivo en invernaderos multitúnel:

Los cultivos de hortalizas exigentes en cuanto al clima requieren para su producción invernaderos muy tecnificados, con sistemas de ventilación forzada, sistemas de calefacción y sistemas hidropónicos para la fertirrigación.

Los invernaderos utilizados en este tipo de producción son:

Estos invernaderos realizan un control exhaustivo del clima, pudiendo aportar las condiciones óptimas para cada estadío fenológico del cultivo.

Cultivo en invernaderos tradicionales:

Este tipo de cultivo se utiliza cuando las condiciones ambientales no son favorables para el cultivo en determinados periodos de tiempo o épocas del año, donde los requerimientos climáticos son más exigentes que los que el clima de la zona proporciona.

Se utilizan invernaderos tipo:

Cultivos en invernaderos de malla:

El cultivo de hortalizas bajo malla tiene como objeto la protección contra las inclemencias meteorológicas de los cultivos, aportando cierta precocidad y protección contra plagas.

Su inconveniente reside en el control del clima, ya que este tipo de invernaderos solo modifican de manera somera las condiciones climáticas, que están a merced de la climatología de la zona.

¿Qué tipo de invernadero es el más idóneo?

Desde el punto de vista técnico es recomendable la producción en invernaderos de tipo multitúnel, ya que son los que permiten un mejor control del clima y mejor control de las plagas y enfermedades.

Sistema productivo

Dependiendo del cultivo que se trate contaremos con los siguientes sistemas:

  • Cultivo en suelo: plantaciones realizadas en el suelo. Este tipo de cultivo, a la larga, conlleva problemas de enfermedades en la raíz debido a la producción continuada de la misma especie en una superficie concreta.
  • Cultivo en sacos o contenedores de sustrato: elimina el problema del agotamiento de suelos, ya que, dependiendo del tipo de sustrato utilizado, pueden realizarse labores de limpieza del sustrato.
  • Cultivo hidropónico puro: cultivado en contenedores o mesas de cultivo sobre soluciones nutritivas.
  • Cultivo en bandejas: utilizado normalmente en semilleros.  
AENOR invernaderosEl diseño y la estructura de los invernaderos desarrollados en Novedades Agrícolas cumplen con la normativa europea UNE-EN 13031-1, según los requisitos de las normas ISO 9001 y 14001 con las que Novedades Agrícolas está certificada desde el año 2000.